Saltar al contenido

5 razones para elegir una pérgola bioclimática

Pérgola bioclimática

Apoyada en la terraza o instalada en medio del jardín, la pérgola define un área de relajación donde puede tomar sus comidas o recibir a sus amigos. Algunos modelos ofrecen aún más comodidad. Es el caso de las denominadas pérgolas bioclimáticas, cuyo diseño específico permite una regulación real de la temperatura. También ofrece muchas otras ventajas.

Regula mejor la temperatura

Lo que distingue a una de otros modelos es su techo, de lamas orientables. En su mayoría son de aluminio. Esta disposición de las palas permite regular la temperatura en función de las condiciones climáticas.

Quand leur degré d’inclinaison est important, comme c’est le cas des lames de la pergola Bio+ d’Akena, qui s’orientent de 0° à 135°, elles vous protègent, en se repliant, d’une trop forte chaleur en verano. Y cuando la estación es más fría, te beneficias del más mínimo rayo de sol.

Plegadas, estas lamas también proporcionan una excelente protección contra el mal tiempo. El mecanismo de activación de estas palas está motorizado y se activa mediante un mando a distancia.

Así, es desde tu sillón que ajustas las lamas de la pérgola según tu conveniencia. Según el clima y tus preferencias, los abres o los cierras, para obtener la sombra, la ventilación o el sol deseados.

Algunos modelos, como las pérgolas Bio+ de Akena, tienen lamas paralelas a la casa, otros con lamas perpendiculares. Elegidas en función de la orientación de la terraza y de su aspecto estético, estas lamas modulan la luminosidad y la ventilación.

Existen modelos de pérgolas bioclimáticas dotadas de sensores específicos que, en caso de lluvia o viento, accionan automáticamente la apertura o el cierre de las lamas.

Una pérgola resistente y fácil de mantener

Si la estructura de la pérgola es a veces de acero o madera, las lamas orientables son principalmente de aluminio. Este material tiene muchas ventajas.

El primero de ellos, imprescindible para las pérgolas bioclimáticas, es que el aluminio se presta mucho mejor al diseño de las lamas orientables que lo caracterizan.

A pesar de ser ligero, el aluminio es un material muy robusto. Las lamas de aluminio ofrecen así una gran resistencia a la intemperie, y en particular a los vientos, incluso los más violentos. Además, el aluminio no se oxida. En resumen, su pérgola le dará un uso prolongado.

Además, el aluminio es muy fácil de mantener y no requiere ningún tratamiento en particular. El agua simple y un limpiador suave, o incluso un simple jabón, harán el truco. Dependiendo de dónde viva, la frecuencia de esta limpieza variará. Puede planificar esta operación cada seis meses, por ejemplo.

Finalmente, y esta no es la menor ventaja de las pérgolas bioclimáticas de aluminio, en general ofrecen la mejor relación calidad/precio.

Un verdadero elemento decorativo

Otro motivo para elegir una pérgola de lamas orientables es su aspecto estético. El diseño elegante del marco y la esbeltez de las lamas de aluminio le dan a tu terraza un aspecto elegante y contemporáneo.

Además, la altura de la pérgola, que no aplasta la terraza, y la ausencia de gravedad, incluso con esa ligereza aérea que aportan las lamas, contribuyen a resaltar la casa.

Al igual que las pérgolas Bio+ de Akena, los modelos bioclimáticos vienen en los colores que elijas. Puedes optar por un color oscuro, mate o brillante. Pero el aluminio se puede adornar con todos los colores.

Elegirás los tonos que creas que mejor se adaptan al estilo de tu hogar, para crear un conjunto decorativo armonioso. Puedes adornar tu pérgola con los colores más deslumbrantes. Pero también tienes a tu disposición toda una gama de tonos pastel.Pérgola Bioclimática De Lamas Orientables

Una pérgola a tu imagen

Si las pérgolas bioclimáticas encajan a la perfección en tu entorno es porque se pueden diseñar a medida, como las pérgolas Bio+.

En este caso, la pérgola se adapta lo más posible a sus expectativas. Puedes elegir un modelo apoyado en tu terraza. En este caso, será un anexo permanente de la vivienda, para lo que en ocasiones es necesario obtener . Todo depende, en este sentido, de las dimensiones de la pérgola.

Pero también hay pérgolas autoportantes. En este caso, puedes llevarlo a un rincón del jardín o al borde de la piscina. Y algunos modelos, que descansan sobre un solo pie, pueden incluso instalarse en ángulo.

La personalización de la pérgola también implica la instalación, al pie de los postes, de jardineras que soportan el marco, creando las condiciones para una decoración vegetal de la mejor calidad.

Algunos fabricantes incluso le ofrecen un concepto original de pérgola evolutiva. Según las estaciones y sus gustos, la pérgola da paso a una veranda oa un jardín de invierno.

Una pérgola modular a tu gusto, para más comodidad

Lo que hace que las pérgolas bioclimáticas sean aún más interesantes es su capacidad de transformarse o cambiar de aspecto añadiendo complementos que les otorgan un estilo sin igual.

Así, a las lamas de aluminio del techo, se pueden añadir lamas translúcidas, también orientables, cuya transparencia potencia la luminosidad. ¿Y por qué no vestir la pérgola con telas blancas o de colores? En este caso, será necesario elegir un material sólido, que no ofrezca demasiada resistencia al viento.

Algunas pérgolas se cierran mediante paredes correderas o paneles, de madera o de cristal. los muebles de jardín están así protegidos de la humedad. Pero aún existen otros complementos, para dar el máximo confort a la pérgola.

Así, algunos modelos cuentan con iluminación específica. Puede adoptar la forma de suspensión, fijada al techo de la pérgola, o de proyector de exterior. Otros están equipados con tiras de luz o focos, cuya intensidad incluso se puede regular.

También encontrarás pérgolas bioclimáticas equipadas con un sistema de calefacción específico, o incluso con un generador de niebla que, en los días calurosos, refresca el ambiente.

Artículos más vistos: