https://www.xn--mejoresreseas-skb.online/ Saltar al contenido

6 consejos para mantener una ducha siempre limpia

Limpieza Ducha Mantenimiento

Limpiar la ducha es definitivamente uno de los trabajos más agotadores que puedes hacer en la casa. Además, es muy doloroso porque sabes que en cuanto vayas a ducharte, las paredes volverán a estar sembradas de gotas de agua muy antiestéticas. Para que ya no tengas que contorsionarte en todos los sentidos todos los días, aquí tienes algunos consejos para cuidar tu ducha y mantenerla en un estado de limpieza impecable.

Un baño sano y perfectamente limpio

El baño más que cualquier otra estancia debe estar sano y perfectamente limpio. El placer de lavar solo puede existir si las paredes de la ducha no tienen marcas y si los azulejos del suelo y de las paredes están perfectamente limpios. También es necesario que los grifos estén relucientes y las juntas sin moho.

Pero en esta sala, no siempre es muy fácil. De hecho, la humedad se instala fácilmente dañando la pintura del techo y las paredes y dejando espacio para el moho en las juntas, lo que inmediatamente da un aspecto descuidado y desagradable tanto a nivel estético como higiénico. . Para evitar esto, adquiera buenos hábitos: deje que la habitación respire abriendo la puerta y la ventana durante mucho tiempo todos los días.

No deje residuos de cabello por ejemplo en los sifones. No solo corres el riesgo de obstruir la ducha, sino que acabarán trayendo malos olores. Además, para mantener tus tuberías limpias en todo momento, vierte medio vaso de bicarbonato de sodio una vez a la semana y luego deja correr el agua caliente. Esto evitará olores desagradables.

También debes limpiar tus cortinas a menudo metiéndolas en la lavadora a 30°, así evitarás las manchas de moho.

Estos consejos mantendrán tu ducha impecable.

También habrá que prestar atención a la piedra caliza que se deposita por todas partes, en las juntas, pero también en la mampara, el grifo y las paredes. Requiere un mantenimiento regular para evitar que se incruste.

Grifos espumosos

Los rastros de piedra caliza están muy presentes en el baño y se depositan fácilmente en los accesorios, ya sea en el rociador de la ducha o en la grifería de la bañera y el lavabo. Si desea que permanezca limpio por más tiempo, debe mantenerlos con cuidado. Quedarán relucientes y como nuevos, usando el limón. Puedes usar limón sobrante o cortar una fruta por la mitad y frotar el grifo con la parte de la pulpa. A continuación, debe enjuagar correctamente y sobre todo recordar secar bien.

Otro método es usar vinagre blanco. Remoja un paño en este producto y frota tus grifos. Entonces solo tienes que secar. En los rincones de difícil acceso de los grifos de las fuentes, por ejemplo, dejar un trozo de papel absorbente empapado en vinagre durante aproximadamente un cuarto de hora. Quítalo y sécalo, tu grifo recupera su brillo. Mantenga siempre su botella de vinagre blanco cerca de la ducha y hágalo dos o tres veces por semana.

También es posible utilizar un paño húmedo sobre el que se coloca un poco de bicarbonato de sodio. Este método también funciona bien y debe repetirse una vez por semana durante la limpieza general.

El agua dura tiende a favorecer la aparición de manchas en la ducha, tanto en los grifos y rociadores como en las paredes. Puede utilizar un para aliviar este problema. A continuación, puede establecer la dureza del agua y suavizarla. Entonces tendrás huellas menos desagradables.

¿Cómo limpiar las mamparas de tu ducha para que queden impecables?

Es muy desalentador ver constantemente la pared de la ducha manchada con gotas de agua y depósitos de champú, gel de ducha o espuma de afeitar. Es necesario mantenerlo constantemente para no tener este tipo de problema. Ya, después de cada paso en la ducha, comience por enjuagar las paredes y limpiarlas con una escobilla de goma prevista para este fin.

En una botella con atomizador, ponga la mitad de agua y la mitad de vinagre blanco. Guárdelo en algún lugar cerca de su ducha. De vez en cuando, rocíe su pared y luego pase la escobilla de goma. Lo limpia a fondo. La crema de afeitar puede servir como película protectora. Basta con extender un poco sobre la pared y luego pasar un paño. Al hacer esto, puede evitar las limpiezas difíciles que existen si permite que se asiente la suciedad.Limpiar mampara de ducha

 Limpiar juntas de baldosas

El moho que se acumula da la impresión de un baño sucio y es muy desagradable en esta habitación que queremos que esté muy limpia y sana. Para eliminar este depósito antiestético, tome un cepillo de dientes que moje en un producto hecho con dos cucharadas de bicarbonato de sodio, mezclado con un vaso de vinagre blanco. Cepillar las juntas con esta mezcla y luego dejar actuar unos diez minutos, luego enjuagar.

Si sus articulaciones están un poco amarillas y sucias, cepíllelas una vez por semana con una mezcla de detergente líquido y vinagre blanco, añadida a agua muy caliente. Es fácil de hacer, se va rápido y te ahorra una limpieza más exigente después.

Mantenimiento de pisos y revestimientos cerámicos

Azulejos relucientes, limpios y saludables, ya sea en las paredes o en el suelo, son más agradables y aportan cierta sensación de limpieza a la estancia. Mantenga un trapeador cerca de la habitación para limpiar los derrames en el piso tan pronto como aparezcan.

Una vez a la semana, lave bien el piso. Toma un sol de agua caliente, agrega dos cucharadas de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Es una mezcla que funciona bien en su suelo. Para las paredes, límpialas dos o tres veces por semana con la misma mezcla, luego seca bien los azulejos con un paño de microfibra.

Limpia tu plato de ducha

El plato de ducha también sufre muchos ataques con gel de ducha y champú, así como con cal y otras suciedades. Para mantenerlo perfectamente limpio, frotar el suelo con una esponja y un limpiador doméstico bastante suave y en todo caso no abrasivo. Repetir esta operación varias veces a la semana.

Otros trucos interesantes: