Saltar al contenido

Calefacción individual: ¡Haz la elección correcta!

Radiador de calefacción

La calefacción individual es uno de los elementos más importantes de una vivienda. Si funciona bien, su interior es como un capullo en el que es agradable pasar el tiempo, ya sea solo, en familia o con amigos. Pero si fallara, es simplemente nuestro bienestar el que se vería alterado: nada hay más desagradable, de hecho, que pasar frío en la propia casa o sentir corrientes de aire continuamente.

El rendimiento es una cosa, el costo es otra. Así, el precio de la calefacción individual puede experimentar importantes variaciones en función de su naturaleza. Por lo tanto, es fundamental elegir uno que se ajuste a su presupuesto y que no consuma demasiada energía.

En este artículo, examinamos los diferentes tipos de y, en particular, los calentadores de inercia. Como veremos, algunos tienen ventajas pero también desventajas. ¡Gracias a estos consejos, podrá tomar una decisión informada sobre el modo de calefacción que más le convenga!

¿Qué es la calefacción individual?

¿Qué es la calefacción individual? La precisión merece ser hecha, pues si muchos usamos a diario este nombre, algunos no sabemos exactamente a qué corresponde.

Se menciona cuando el alojamiento, sea cual sea, dispone de sistema de calefacción propio. Como veremos a continuación, existen varios tipos, cada uno con sus especificidades. En este caso, no interviene la copropiedad (en el caso de un apartamento en un edificio) o el constructor.

Las únicas limitaciones que posiblemente puedan surgir se refieren o bien a la ley o bien a la viabilidad técnica: por ejemplo, parece lógicamente complicado querer calentar con gas ciudad si la chimenea no está conectada a él.

Ventajas innegables

La principal ventaja de la calefacción individual es que da al propietario libre albedrío en sus elecciones: puede decidir por sí mismo qué sistema es mejor para él. Una vez hecho esto, puede contratar con el proveedor de energía que tenga sus preferencias.

Desde un punto de vista práctico, por supuesto, es posible retrasar el encendido de la calefacción, por ejemplo, porque el próximo invierno promete ser especialmente suave. Por lo tanto, es probable que esto genere ahorros sustanciales en términos de la factura de la calefacción (un punto nada desdeñable, ya que representa aproximadamente el 70% de nuestro gasto total de energía).

Naturalmente, la carga del mantenimiento (este es el caso de las viviendas que tienen una caldera de gas) recae en el propietario. También es él solo quien debe asumir cualquier avería o mal funcionamiento. Por ello es importante recurrir a sistemas de calefacción fiables, para evitar posibles gastos a medio o largo plazo.

Los diferentes tipos de calefacción.

Hemos entendido que, ya sea en la reforma o en la construcción, la elección de la calefacción individual para un piso o una casa es una decisión de graves consecuencias. Los equipos de alto rendimiento son la garantía de:

  • Reduzca sus facturas de energía, ahorrando así dinero;
  • Mejora tu bienestar cuando estás en casa (¡el lugar donde pasamos más tiempo en nuestras vidas!);
  • Haz un gesto por el planeta eligiendo energías no contaminantes.

Calentadores eléctricos

Durante mucho tiempo han sufrido una mala reputación, que en los años 70 no fue usurpada por completo. Pero desde hace unos veinte años, los avances tecnológicos han transformado radicalmente este medio de calefacción.

Hoy en día existen radiadores eléctricos extremadamente eficientes, principalmente los de inercia. ¿Su secreto? ¡Incluso apagados, todavía se calientan! Además, el calor que se produce se difunde de forma suave y homogénea. Así, el aire no se seca, que es una de las críticas que se le pueden hacer a los convectores eléctricos.

Fácil de instalar, particularmente fiable, el radiador de inercia es también un verdadero concentrado de tecnología. Inteligente, programable a distancia, permite ajustar la temperatura deseada al grado más próximo según las distintas estancias de la vivienda.

Este tipo de radiador también está equipado con detectores, capaces de detectar una ausencia prolongada o una ventana abierta, y así adaptarse según las circunstancias.

Finalmente, la electricidad emite cada vez menos dióxido de carbono. Hoy en día, hay muchas formas de producir electricidad verde, a través de aerogeneradores, paneles fotovoltaicos… Elegir esta energía también significa hacer un gesto por el planeta.

Calefacción de gas

Este sistema no es accesible en todos los alojamientos. Como hemos comentado, el apartamento o casa debe estar conectado al gas ciudad.

Uno de sus principales inconvenientes es su coste: además de su precio siempre inestable, instalar una caldera no es barato. Este último requiere un mantenimiento anual para protegerse contra accidentes potencialmente graves, como el envenenamiento por monóxido de carbono.

Además, desde un punto de vista ecológico, el gas es un combustible fósil, y por tanto .

Calefacción de leña

Hay varios equipos en esta categoría: estufas de leña, estufas de pellets, insertables, calderas de leña… Si, desde un punto de vista ecológico, no hay mucho de qué quejarse de este tipo de equipos, no hay que olvidar que son bastante caros: primero de instalar, luego de mantener.

Por otro lado, es fundamental contar con un espacio de almacenamiento muy seco para poder almacenar los diferentes combustibles. A menos que desee pasar su tiempo yendo y viniendo para obtener troncos o gránulos, es preferible que este espacio sea de un tamaño considerable. Una solución que por tanto no es apta para todos los hogares, ni mucho menos.

Calefacción de gasoil

Este sistema es muy claramente nocivo desde el punto de vista ecológico, ya que el combustible es por naturaleza muy contaminante. La instalación de un tanque, que es particularmente engorrosa, también es una desventaja importante.

El precio de una caldera de gasoil puede oscilar entre los 7.000 y los 10.000 €, lo que supone una importante inversión inicial. Finalmente, si la vida útil de este aparato se estima en unos veinte años, el propietario queda sujeto durante este largo período de tiempo a las variaciones en el precio de este combustible.

También puedes ver: