Saltar al contenido

¿Cómo limpiar una pared pintada?

¿Has decidido empezar a limpiar tus paredes pintadas? Esta lixiviación varía según la naturaleza de la pintura, la pared y el estado de ésta. Es una tarea a veces tediosa, pero el resultado es tan agradable que merece la pena. Para conseguir paredes muy limpias, ¡sigue nuestros consejos!

¿Qué tipo de pintura tienen tus paredes?

Fíjate bien en la pared que quieres limpiar para evaluar su estado. ¿Qué tipo de pintura cubre? Las pinturas satinadas y brillantes suelen ser lavables. Las pinturas mate casi nunca lo son. Se pueden limpiar, pero hay que ser muy delicado. La pintura se desprende fácilmente y ese no es tu objetivo. Las pinturas al agua son mucho más frágiles que las pinturas al glicero o vinílicas.

A continuación, observe la naturaleza de la suciedad. Las manchas son relativamente fáciles de limpiar, pero deshacerse de la pintura que se ha amarilleado con los años es más complicado. En este caso, es mejor aplicar una capa de pintura.

La limpieza se realiza con suavidad, con movimientos amplios, de abajo hacia arriba y sin frotar demasiado. Esto evita que se astille la pintura o que deje rayas.

Limpieza de paredes lavables

Este es el escenario más simple cuando se trata de limpiarlo. Basta con poner una dosis de detergente especial para este uso o un vaso de cristales de soda en un litro de agua tibia. Luego impregna tu esponja y limpia tu pared de abajo hacia arriba. Una vez que hayas lavado un metro cuadrado, aclaras con agua limpia y te secas con un paño limpio y absorbente. Toma tiempo y un poco de esfuerzo, pero su pared recupera su color y las rayas son raras.

Limpiar una pared no lavable

Es más complicado, porque no se puede poner agua ni en muy poca cantidad a riesgo de estropear la pintura.

En teoría este tipo de paredes no se deben limpiar, sin embargo existen algunas técnicas para quitar las manchas.

Corta una patata por la mitad y pásala sobre las manchas, el almidón que contiene permite borrar las marcas antiestéticas. Luego limpie con un paño húmedo.

También puedes actuar con una esponja mágica, los movimientos deben ser muy suaves y de abajo hacia arriba.

Borrar a tus hijos también es una técnica que puede funcionar siempre que sea muy delicada.

Para borrar manchas

El alcohol isopropílico es perfecto para las manchas de café, tinta y té.

Las marcas negras o el hollín se desprenden con líquido lavavajillas y agua.

Las manchas de humedad se pueden eliminar con la ayuda de vinagre blanco.

Para las paredes de la cocina grasosas, la solución más simple es bicarbonato de sodio y pasta de agua.

Siempre tómese su tiempo y examine el estado de las paredes y la naturaleza de las manchas antes de comenzar la limpieza. Esta operación es larga y tediosa, pero cuando solo hay que admirar el resultado, es muy satisfactoria.

Observa ahora estos apartados de interés

¿Cómo limpiar un pozo?

Tienes un pozo en el jardín, ¿sabes que los escombros y la suciedad se acumulan con el paso de los años en sus paredes? Si tu agua es realmente negra,…

¿Cómo mantener sus tuberías?

¿Por qué mantener sus tuberías de agua? El mantenimiento regular de las alcantarillas es muy importante. En efecto, esta operación es necesaria para evitar la obstrucción de las diversas tuberías…

¿Cómo limpiar un techo?

El techo es generalmente el gran olvidado al limpiar. Sin embargo, es fundamental limpiarlo regularmente: el polvo, las manchas tienden a acumularse allí cuando no hay moho. ¡Aquí hay algunos…