Saltar al contenido

Cómo limpiar una terraza de piedra y baldosas

La piedra natural aporta una elegancia discreta a los patios, jardines y otros espacios al aire libre, pero ¿cómo cuidarla?

La importancia de limpiar los suelos de exterior

La piedra natural es una opción popular en la construcción y el paisajismo, ya que es ideal para su uso en exteriores, dado que es resistente, versátil y crea una atmósfera elegante y lujosa.

Sin embargo, por duro que sea, el clima y el paso del tiempo inevitablemente dejan su huella y pueden cambiar el aspecto de la piedra, especialmente cuando se trata de pavimentar el suelo. Como cualquier material, cuando se expone continuamente a los elementos y al uso diario, se ensucia, por lo que es importante saber cómo mitigar los efectos.

También debemos tener en cuenta que es probable que cualquier superficie exterior esté sujeta a un mayor desgaste que su equivalente interno. Tendrás elementos adicionales con los que lidiar, desde musgo y moho hasta aceite, barro y manchas.

Para asegurarse de que su terraza, pavimento o patio siga luciendo perfecto a lo largo de los años, hay algunos productos que debes evitar y solo algunos procedimientos simples que debes seguir. Vamos a ver a continuación como proceder a la limpieza y el mantenimiento de suelos exteriores.

Las ventajas de los suelos de piedra para exteriores

Hay una amplia gama de materiales entre los que elegir si estás pensando en un suelo de exterior, pero antes de tomar esa decisión, debes pensar bien cuál es el que mejor aguantará un mayor uso, y de supuestos climas extremos como lluvia, humedad, nieve y sol abrasador.

Es difícil encontrar una solución mejor que la piedra natural, ya que este material maravillosamente puede resistir:

  • Variaciones extremas de temperatura y condiciones climáticas.
  • Gran presión y pesos
  • Sustancias químicas

Además de estas consideraciones esencialmente prácticas, es increíblemente duradero y agradable a la vista, mejorando las credenciales de estilo de cualquier espacio al aire libre.

Sin embargo, como cualquier material, el mantenimiento regular es clave para cuidar un producto y garantizar que mantenga sus características originales.

Los enemigos de la piedra natural

La limpieza de pavimentos de piedra o baldosas exteriores no es especialmente complicada, pero hay que tener en cuenta algunos productos que podrían estropearlo. A toda costa, debe evitar el uso de:

  • Ácidos
  • Blanqueadores o detergentes agresivos o duros
  • Productos antical

Cualquier producto de limpieza a base de ácido es definitivamente un área prohibida, y la lista aquí incluye no solo ácido fluorhídrico y clorhídrico, sino también productos naturales como el limón, el vinagre y el alcohol. Estos contienen niveles de pH inadecuados que pueden causar que la piedra se corroa con el tiempo y destruya los maravillosos rastros de cuarzo que son un elemento tan intrínseco y especial.

También se deben evitar los detergentes fuertes y los blanqueadores, ya que pueden quitarle el brillo a la piedra y hacer que se vea cansada y sin brillo.

La otra cosa que debe recordar es que la mayoría de los tipos de piedra natural, incluso el mármol, en realidad se derivan de la piedra caliza, por lo que si usara productos antical sobre ellos, eliminaría los minerales de calcita intrínsecos al mismo tiempo y podría terminar con agujeros y cavidades.

Mantenimiento regular

Uno de los trucos para que tu suelo de piedra conserve su bonito aspecto a lo largo de los años es la limpieza periódica con los productos adecuados y estos siempre deben ser detergentes neutros.

Antes de aplicar cualquier producto de limpieza, pruébalo en un área pequeña y discreta y si estás satisfecho con el resultado, continúa y limpia todo el suelo o pavimento.

Cómo limpiar manchas leves

La piedra que se coloca al aire libre, por supuesto, se ensuciará, ya que a menudo se utilizará para entradas de vehículos, jardines, piscinas, caminos y áreas como jardines y patios. Lo primero que debes hacer es eliminar la suciedad, el polvo o la tierra con una escoba o una aspiradora de exterior.

En este punto, solo debes usar agua y jabón, frotando la marca con un paño. Un detergente neutro es su mejor apuesta aquí porque limpia más profunda y completamente y no deja una mancha de «efecto halo».

La limpieza regular solo requiere productos delicados y una vez que hayas terminado, asegúrate de lavar la zona con abundante cantidad de agua limpia para eliminar cualquier residuo de detergente.

Cómo quitar las manchas difíciles

Desafortunadamente, no importa qué tan atento esté, es posible que de vez en cuando se encuentre mirando una marca obstinada en su patio de piedra o camino de entrada, porque la naturaleza misma de su ubicación significa que inevitablemente estará expuesto a sustancias como aceite y grasa, o si te gusta comer al aire libre, recibirá manchas de comida y bebida.

Para eliminar las manchas de la piedra natural , el primer paso es secar las manchas lo antes posible antes de atacarlas con un detergente de base alcalina, diluido con abundante agua. Lo mejor es rociar la mancha o aplicar el detergente con un cepillo.

Si una mancha es especialmente aceitosa, dejar actuar el detergente durante unos diez minutos para que absorba completamente el aceite, luego frotar enérgicamente con un cepillo suave y abundante agua.

Cómo quitar el moho y proteger los pavimentos de piedra de la humedad

Las cosas se complican un poco más si tienes que quitar moho, líquenes o algas de tu hermoso pavimento de piedra. No es de extrañar que tales sustancias se formen en superficies que están constantemente expuestas a la intemperie, y el truco aquí es adoptar una política de prevención o intervención temprana.

Es posible que al principio notes una pequeña mancha opaca, pero gradualmente se expandirá, se oscurecerá y se incrustará y será difícil de quitar. Entonces, ¿cómo se elimina el moho de la piedra natural ? La defensa es la mejor forma de protección, por eso siempre recomendamos aplicar un tratamiento hidrofugante en cualquier superficie de piedra que pueda estar en contacto frecuente con el agua. Esto permitirá que la piedra respire, pero al mismo tiempo actuará como una barrera contra el aceite y el agua y ayudará a prevenir la temida eflorescencia, que es la capa blanca similar al cristal que puede ver en las superficies exteriores de piedra, ladrillo y estuco.

Si ya se ha formado moho, utiliza un detergente específico, que está formulado para eliminar las marcas de moho desagradables sin dañar la piedra. El procedimiento aquí es el mismo que para las manchas. En primer lugar, eliminar el polvo y la suciedad de la superficie, aplicar el producto, dejar actuar y luego enjuagar abundantemente con agua limpia.

Productos ecológicos y naturales para la limpieza de la piedra 

  • Cristales de soda o bicarbonato de sodio: ponga un poco en agua tibia y cepille enérgicamente con su escoba. La dosis de cristales de soda es de aproximadamente un vaso por litro de agua.
  • El jabón negro: también es efectivo, se dosifica de la siguiente manera: una cucharada para dos litros de agua tibia. Luego enjuague con agua limpia. Luego haces un segundo lavado con jabón de Marsella que hará desaparecer las manchas más resistentes, después enjuagas.
  • Para las manchas de alcohol, café o té: toma una esponja húmeda con unas gotas de glicerina.
  • Para las manchas de aceite: frótalas con un cepillo humedecido en bicarbonato de sodio y un poco de agua.
  • Para las manchas de vinagre, orina y cualquier cosa ácida: aplica una pasta hecha con escamas de jabón de Marsella y un poco de agua.

Impermeabilización de la piedra: el último paso para un resultado duradero

En invierno, el mal tiempo y las bajas temperaturas pueden dañar la piedra, debilitarla y deteriorarla. Quizás no sea el primer invierno, pero este desgaste es inexorable con el paso de los años. La piedra se vuelve porosa y permeable a la suciedad natural o al uso.

Para proteger tu terraza de los estragos del tiempo, lo mejor es impermeabilizarla, una vez que esté perfectamente limpia. Entonces, resiste mejor los ataques y mantiene su brillo, su sellado al limitar la penetración de la suciedad y el polvo.

Basta con comprar el impermeabilizante adecuado y aplicarlo sobre toda la superficie para conservarla.

Así tendrás tu terraza lista para afrontar el invierno y el mal tiempo.

Descubre ahora más artículos de interés

8 consejos para limpiar un VMC

¿Qué es la ventilación mecánica controlada (VMC)? La ventilación mecánica controlada, generalmente denominada VMC, es un sistema de ventilación eficiente que renueva el aire ambiente de tu hogar. Así podrás…

¿Cómo reparar un suelo desgastado?

El parquet es un revestimiento de suelo particularmente agradable, estético y elegante. Sin embargo, se desgasta con los años y requiere algo de mantenimiento para mantener su hermosa apariencia por…

¿Cómo tratar el agua de un pozo?

El agua subterránea puede estar contaminada, por lo que el agua de pozo requiere precauciones especiales. El agua limpia es fundamental para la salud de los usuarios. Para cumplir con…

¿Cómo conseguir que tu parquet brille?

Tienes un bonito suelo de madera que aporta mucha autenticidad y encanto a tu habitación… Sin embargo, debe mantenerse adecuadamente para mantener su hermoso brillo. Aquí tienes algunos consejos para…