https://www.xn--mejoresreseas-skb.online/ Saltar al contenido

¿Cómo vestir una pared de salón blanca?

Cubierta de piscina sumergida

Una pared blanca es verdaderamente una característica atemporal que se encuentra en muchas salas de estar. Sin embargo, incluso si tiene mucho encanto, debe estar energizado. La ventaja, sin embargo, es que proporciona un telón de fondo en el que puedes poner absolutamente cualquier cosa. ¡Por lo tanto, la elección es muy amplia!

Una pared de marco

Los marcos visten una pared blanca con mucha facilidad. Escenifica carteles decorativos, cuadros o incluso fotos para dar una nota muy decorativa a tu salón. Para un resultado sorprendente, ¡no dudes en jugar con la acumulación! La clave está en optar por una composición armoniosa. No intente alinear sus marcos, sino que deje volar su creatividad.

Una pared de espejos

Los espejos son activos reales en la decoración de un interior, por lo que visten fácilmente una pared blanca. Para ello, también es necesario optar por la multiplicación manteniendo la armonía en sus materiales, sus formas y sus aspectos. Opta por formas originales y fuertes. La ventaja de estos últimos también radica en su capacidad para reflejar la luz y aportar profundidad a la estancia. Es un truco elegante que le da carácter a tu pared.

Un moodboard en tu pared blanca

La tendencia del moodboard está muy de moda, ahora es el momento de aprovecharlo sobre una pared blanca algo vacía y fría. Este es un tablero de inspiración que reúne tanto imágenes como texto u objetos para adaptarlos según tus gustos y estados de ánimo.

Elige un soporte de pared adecuado: rejilla, tablero de madera o de corcho, ¡y déjate llevar expresándote plenamente! ¡Esta opción personaliza tu salón!

Estantes de pared: una solución sencilla y eficaz

Los estantes de pared son una solución significativa y no carecen de activos. Pones lo que quieras en él y cambias su decoración tantas veces como quieras. Acomodan libros, objetos decorativos, fotos, carteles o cuadros para un efecto sorpresa. Pueden ser muy decorativos gracias en particular a las formas originales.

Fijar estante sin hacer un agujero
© istock

colgar una alfombra

Para un efecto decorativo realmente acertado, apuesta por una alfombra muy fina que muestre tonalidades cercanas o en armonía con la decoración de tu salón. Los motivos gráficos y geométricos son perfectos para aportar modernidad a tu salón. Los tejidos grandes también se recomiendan en un ambiente chic étnico o bohemio.

El tablero o tablero perforado

Es una idea muy de moda en este momento para vestir tu pared blanca e incluso agregar una nota más colorida a tu sala de estar. Se trata de grandes paneles con agujeros que antiguamente se utilizaban en los talleres para colgar herramientas. Ahora son populares en la oficina y se exportan a la sala de estar. Su encanto se debe a su lado crudo, pero también son un verdadero activo estético. Podemos imaginarlos tanto en un ambiente industrial como en una decoración escandinava o natural. En él colocas baldas o elementos decorativos con mucha facilidad.

Una acumulación de canastas

Cestas trenzadas en acumulación sobre una pared blanca, ¡y listo! Es una invitación a viajar, sobre todo si optas por modelos de inspiración étnica. Lo encuentras en todas partes con mucha facilidad que te mezclas con los que has traído de tus viajes.

Y si este principio no te atrae, reemplaza las canastas por juju jat que conservan ese espíritu exótico y cálido. Quedan perfectos en una decoración bohemia y étnica que refuercen. ¡Estos objetos, directamente inspirados en los tocados cameruneses de plumas de colores, se han convertido ahora en imprescindibles en la decoración!

Observa aquí abajo intertesantes

¡El teletrabajo está de moda!

Trabajar desde casa es un concepto que ya ha atraído a muchas personas, aunque esta práctica aún no está muy extendida en Francia, a diferencia de otros países que han…

¿Qué azul para un salón?

El azul es un color celestial que también es el de la ensoñación y el apaciguamiento. Es por tanto también el de la creatividad. Envuelve tu salón en un estuche…