Saltar al contenido

¿Con qué frecuencia cambiar la escobilla del baño?

¿Cuándo hay que cambiar la escobilla del inodoro?

Para que tu inodoro esté perfectamente limpio, es necesario cambiar su escobilla cuando esté realmente atascado. Las recomendaciones son unánimes: la escobilla del inodoro debe cambiarse cada seis meses. Es un muy buen punto de referencia. Prefiere cepillos con un recipiente que no sea de plástico. Compra un modelo que armonice a la perfección con la decoración de tu aseo o baño.

Un cepillo de baño tiene cerdas duras y un mango largo. Es realmente útil y por eso también debe estar limpio. Para evitar que las bacterias tengan tiempo de acumularse, se debe cambiar dos veces al año.

El inodoro es una parte importante de la casa y nos gusta saber que está perfectamente limpio. Desde la cubeta hasta la base, sin olvidar el asiento, deberás realizar un lavado a fondo. Una vez terminado el trabajo, se debe lavar el cepillo ya que se volverá a utilizar rápidamente. Si no lo hace, la próxima vez limpie con un cepillo sucio. El bote en el que pones el cepillo es un auténtico nido de bacterias, además pueden salir olores desagradables. Si este último es de plástico, también hay que cambiarlo una vez al año. Si no, puedes limpiarlo regularmente. Existen cepillos con puntas intercambiables, en este caso solo tienes que comprar la parte del cepillo.

Limpieza de la escobilla del inodoro

Cada vez que has limpiado el inodoro, como muchos de nosotros, tiendes a volver a poner la escobilla en el recipiente. Y esto lamentablemente es un error, si no se limpia adecuadamente, provoca la proliferación de bacterias, moho, escamas obstruidas, pero también dejará un olor desagradable en tus inodoros. Limpiar este utensilio nunca es muy agradable, pero hay que hacerlo. Nunca lo almacene directamente. Comience enjuagándolo con agua corriente.

Luego, sumérgelo en agua con vinagre blanco o lejía y déjalo actuar unas horas. Así quedará completamente desinfectado. Puedes verter perfectamente esta mezcla en el fondo del recipiente y enjuagar después. Evita volver a poner inmediatamente el cepillo en su recipiente, déjalo secar, así evitarás el agua estancada que se ensuciará muy rápidamente. También puedes lavar el cepillo simplemente con agua y jabón líquido, el jabón negro o el jabón de Marsella es perfecto.

Realmente recuerde hacer estas manipulaciones muy regularmente, una vez a la semana como mínimo , para garantizar una higiene perfecta.

Puedes mirar seguidamente más apartados intertesantes

¿Cómo mantener sus tuberías?

¿Por qué mantener sus tuberías de agua? El mantenimiento regular de las alcantarillas es muy importante. En efecto, esta operación es necesaria para evitar la obstrucción de las diversas tuberías…

¿Cómo blanquear la ropa?

Por muy bonito que sea el lino blanco, tiende a amarillearse o volverse grisáceo con el tiempo, y ahí desaparece todo el encanto de tu lino o de tu ropa…

¿Cómo limpiar una pared pintada?

¿Has decidido empezar a limpiar tus paredes pintadas? Esta lixiviación varía según la naturaleza de la pintura, la pared y el estado de ésta. Es una tarea a veces tediosa,…

Mejores reseñas.online