https://www.xn--mejoresreseas-skb.online/ Saltar al contenido

La importancia del pH del agua de la piscina

agua de la piscina

El agua de la piscina se considera un medio vivo en constante cambio. El pH es un indicador importante porque determina la calidad del agua de su piscina. De hecho, es la acidez del agua la que se mide por el pH. Es fundamental revisarlo regularmente y ajustarlo si es necesario, para tener un agua perfectamente saludable.

El pH del agua: ¿qué es?

El pH o potencial de hidrógeno en realidad representa la concentración de iones de hidrógeno en el agua. Generalmente está entre 0 y 14. Es gracias a ella que sabes si tu agua es básica o ácida.

Cuando el valor de pH está entre 1 y 6  : el agua es ácida

Cuando el valor de pH es 7  : el agua es neutra, el pH ideal del agua de su piscina debe estar entre 7,2 y 7,4.

Cuando el valor de pH está entre 8 y 14  : su agua es alcalina o básica.

El pH evoluciona con determinados factores determinantes como el tiempo, las temperaturas, la contaminación del medio ambiente con plantas, pólenes, insectos… así como el número de personas bañándose en la piscina. Debes saber que un cuerpo humano contamina hasta 6 m3 de agua. Las variaciones pueden causar problemas, es por ello que debe ser monitoreada constantemente. El pH forma parte del análisis del agua junto con el del nivel de desinfectante y debe medirse periódicamente.

En tu piscina: ¿cuál es el pH ideal?

El agua de la piscina debe ser preferentemente neutra o ligeramente básica. El pH debe estar entre 7,2 y 7,4. Sin embargo, cabe señalar que este valor depende de dos elementos:

  • La dureza del agua , expresada en TH (Título hidrotimétrico): el contenido de caliza varía de una región a otra.
  • Productos para el tratamiento de aguas y más particularmente desinfectantes. El pH y el cloro pueden interferir entre sí.

Dependiendo de estos diferentes parámetros, deberás ajustar tu pH por debajo o por encima de 7. Este es un dato importante que determina la eficacia de los tratamientos que aplicas a tu agua, así como su equilibrio y calidad.

Es bueno saberlo  : el equilibrio del pH del agua se determina el día que llena la piscina. Entonces es estable. Entonces debe mantenerse, si está entre 7.2 y 7.6.

Si su agua es demasiado calcárea, con un pH de 7,8 por ejemplo, debe reducirla. Sin embargo, debes saber que este pH, por no estar equilibrado, irá subiendo cada día. Por lo tanto, será necesario tratar el agua diariamente hasta que se reequilibre al pH ideal.

Los riesgos inherentes a un pH desequilibrado

Un pH que no está correctamente equilibrado puede causar problemas más o menos graves:

  • Reducción de la eficacia de los productos que utiliza para desinfectar el agua.
  • Cambio en el color del agua que ya no es pura.
  • Crecimiento de algas o cal en la piscina.
  • Deterioro de equipos como el sistema de filtración de agua, revestimiento, fijaciones, etc.
  • Irritación de la piel y los ojos.

Es por todas estas razones que se recomienda controlar periódicamente el pH del agua. Adquiere el hábito de hacerlo una vez a la semana, por lo menos. Es rápido y fácil.

Varias técnicas le permiten realizar esta operación:

El más simple y rápido es el medidor de pH electrónico . Lo sumerges en agua y el resultado se muestra inmediatamente en la pantalla.

Los medidores de pH colorimétricos vienen en forma de tiras reactivas, líquidos reactivos o tabletas. El agua reacciona con un producto, causando que el probador se coloree. Estos colores te indican el pH.

Estas pruebas deben realizarse con cuidado para que los resultados sean perfectamente fiables. También es necesario esperar el tiempo necesario y no realizar ninguna manipulación falsa que distorsione los resultados y en particular:

  • No agite los productos del probador.
  • Haz las pruebas de pH en seco.
  • No los toque con los dedos.
  • Nunca utilice probadores caducados: compruebe la fecha de caducidad, es importante.
  • No deje sus productos a prueba al sol.

Si alguna vez tiene dudas sobre el resultado, lo mejor es repetir la prueba. Finalmente, sepa que es mejor invertir en un dispositivo confiable con el medidor de pH electrónico.Prueba de agua de pH de piscina

¿Cómo corregir el pH?

Si el pH no es el correcto, se debe reajustar con un producto reservado para este fin.

Los productos pH+ son necesarios cuando el agua es demasiado ácida, cuando el pH está por debajo de 7.

Está utilizando un producto de pH para agua que es demasiado básico.

Antes de utilizar este tipo de producto, lea atentamente las instrucciones. Póngalo en pequeñas cantidades y déjelo reposar durante unas horas antes de volver a comprobar el pH. Puedes agregar más si es necesario.

También es posible que el pH se reequilibre solo o después de un tratamiento de choque, es por ello que sólo se debe regular la tasa cuando sea realmente necesario. Si encuentra que fluctúa mucho y con frecuencia, agregue un corrector de alcalinidad para estabilizarlo.

Puede instalar una sonda de pH, que reajusta automáticamente el pH mediante un regulador, conectado a la sonda. Ya no tienes que manipular productos correctores, porque es la bomba o bomba dosificadora la que se encarga.

¿Te interesan estos otros artículos?