Saltar al contenido

Todos los consejos para tener un jardín libre de pesticidas

Jardín sin pesticidas

El crudo invierno que se ha vivido ha tenido consecuencias para el jardín. Afortunadamente, la llegada de los hermosos días soleados favorece el buen crecimiento de las diversas plantas y flores que aparecen en nuestro espacio exterior. Este es un buen momento para reparar los daños del invierno en este. Obviamente, todo esto sin usar pesticidas, que son dañinos para las plantas. Descubre, en este artículo, todos los consejos a seguir para descubrir todas las alternativas a esto. 

Un punto clave: conoce tu suelo 

El uso de pesticidas en el jardín es cada vez menos acorde con la evolución del mundo actual. Este tiempo ha terminado, ya no es un secreto eliminar los enemigos de las plantas, como las malas hierbas o los pulgones sin ellos. Todavía feliz, ya que los pesticidas representan un peligro para el planeta, pero también para nuestra salud y, más particularmente, la de los niños. 

Existen alternativas naturales y ecológicas. Para remediar el uso de pesticidas en su espacio exterior, necesita conocer bien su suelo. Para tener todas las cartas a mano, es muy posible que la analicen en el laboratorio, en caso de que no esté seguro de su análisis. Es fundamental conocerlo bien, para explotarlo al máximo. 

Saber el tipo de piso que tiene en su espacio exterior le permitirá saber qué cuidados exactos necesita usar. El suelo puede ser calcáreo o arcilloso, por lo que hay que estar atento a los cuidados de este último, que hay que adaptar. De hecho, puede mostrar deficiencias rápidamente si carece de ciertos nutrientes. Como resultado, ya no podrá alimentar adecuadamente las plantas y las flores. En el caso de que hayas realizado un análisis en laboratorio o por tu cuenta, debes equilibrar imperativamente los diferentes nutrientes en el suelo. 

La azada y el deshierbe regulares permitirán que la tierra se airee. También puedes cavarlo, unos veinte centímetros, antes de enterrar los abonos. 

Maceración para un exterior libre de pesticidas

Recomendamos algunas técnicas de maceración natural, a base de agua. Te ayudarán a cuidar tus plantas, sin recurrir al uso de pesticidas. El primero se refiere a la maceración de helechos, contra pulgones, babosas o gusanos de alambre. Para hacer esto, debe traer cinco litros de agua y 500 g de planta. Rocíe esto en todas sus plantaciones, especialmente en aquellas que son las más sensibles. 

En caso de que quieras combatir pulgones y ácaros, debes utilizar la maceración de guindillas. Para ello necesitarás: 1 litro de agua, 2 dientes de ajo, 80 gramos de pimienta y una cucharada de jabón negro. Tu mezcla está lista, ya puedes rociarla sobre tus arbustos, o tu huerta. Más vale prevenir que curar ! 

Plantas de jardín: una elección crucial 

Dependiendo del tipo de tu suelo y de las condiciones climáticas del lugar donde vivas, deberás elegir bien tus plantas. Las plantas exóticas atraen a muchos de ustedes , pero pueden ser particularmente susceptibles a las enfermedades, además de ser difíciles de cultivar. 

Recomendamos plantas autóctonas. Estos están adaptados al clima europeo y son menos susceptibles a las plagas que las plantas exóticas. Naturalmente, serán resistentes, por decir lo menos tolerantes, a ciertas plagas y diversas enfermedades. ¡Tendrá muchas opciones para elegir, ya que hay muchas semillas tradicionales y locales disponibles en el mercado! 

Optimizar la biodiversidad

Constituyendo uno de tus mejores aliados para tu espacio exterior, la biodiversidad juega un papel fundamental. De hecho, es crucial para la nutrición de sus flores, así como para la descomposición de la materia. En esto, se recomienda promoverlo en su jardín. 

Como se mencionó anteriormente, puede optar por especies nativas, ya sean árboles, arbustos o plantas. Además, deja que la naturaleza salvaje se exprese en tu espacio. Asegúrese de mantener un área pequeña que tenga algunos pastos silvestres. Tenga cuidado de eliminar las plantas exóticas, que pueden ser invasivas. 

Tener un jardín natural rico en biodiversidad significa también multiplicar diferentes ambientes. Es necesario tener espacios secos, húmedos o incluso un borde. Es importante organizar tu jardín de acuerdo al lugar en el que vives. Elegir plantas adaptadas a tu suelo y clima es un primer seguro. Estos crecerán sanos y así lucharán contra las enfermedades. Ojo con regarlas por la tarde a pleno sol. Es mejor optar por regar por la tarde, para que se hidraten adecuadamente, en tiempo húmedo.

Si tienes animales, puedes habilitar espacios sin cultivar, en los que puedan refugiarse.

Mira a continuación varios conceptos de interés

Trasplanta tus plantas fácilmente

La operación de trasplante, consiste en trasladar una planta cultivada en una maceta a otra maceta más grande. El trasplante también puede tener como objetivo: limitar el crecimiento de una…

¿Cuándo y cómo podar una fucsia?

Las ventajas de los esquejes. La principal ventaja de los esquejes es que la multiplicación permite obtener plantas estrictamente idénticas a la planta madre. Así podrás reproducir la planta que…